- UN TRIBUTO A MI MUNDO INGENUO -

En los años 90', la pintura Naïve, detallista y descriptiva, fue la más indicada para expresarme.
El arte NaÏf embellece la visión de la vida.
Detrás de cada obra “ingenua”, existe una filosofía clara y esperanzada.
Un ser escéptico o egoísta no podría ser un artista naïf.
El Naïf devela el alma de un soñador empedernido.
Y hace más buenas a las personas que lo contemplan.

AMIGOS DEL BLOG.

GARDEL: un mito popular amado por mujeres, niñas y ángeles.

Gardel murió en 1935, año en que nacía mi madre. Mi abuela contaba, que la tenía en brazos, cuando escuchó la trágica noticia por la radio. Corría el rumor de que algunas mujeres murieron por él. Pensé que se trataba de una romántica metáfora, pero encontré historias que corroboran que al escuchar la noticia de lo sucedido en Medellín, algunas jóvenes se suicidaron.
Gardel fue un hombre de muchos romances y mis pinturas dedicadas al “Fans Club” expresan ese amor desmedido, tanto en la tierra como en el cielo.
El 24 de junio de 2010 se cumplieron 75 años del vuelo definitivo del zorzal criollo



"Así en la tierra como en el cielo", técnicas mixtas, 50cm x 40cm, año 1998.

En el diario "El Nacional" de Bogotá, seis días antes de su trágica muerte, el inolvidable cantor mantuvo el siguiente diálogo con el periodista:
-¿Cuál fue su primer amor?
-He amado muchas veces en mi vida y conservo de ello gratísimos recuerdos, como que en todos mis amores he sido feliz. En ellos he querido de diferente manera según el temperamento de la chica, las circunstancias y el ambiente. Sin embargo, cada vez que me enamoro creo ser ésta la única ocasión en que verdaderamente he querido. -¿Cuál es el tipo de mujer que prefiere?
- Prefiero las latinas, indudablemente, por ser de mi misma raza y por lo tanto comprender más mi temperamento, pero todas las mujeres atractivas e inteligentes me agradan. -¿Es Ud. partidario del divorcio?
- Debido a mi carrera no soy partidario del casamiento.




"Música de ángeles porteños", acrílico sobre tela, 50cm x40cm, año 1997.

- TANGOS INGENUOS -

En el año 1998 tuve el privilegio de exponer mis pinturas de Tango, en uno de los edificios más antiguos de Buenos Aires: “La manzana de las luces”, testigo clave de nuestra historia y sede cultural de la sociedad colonial. La muestra se llamó "TANGOS INGENUOS”: Este título aludía al tipo de pintura y también a una cualidad “ingenua” que yo le encontraba a esos tangos antiguos, impregnados de un cándido romanticismo.

"Tangos ingenuos", técnicas mixtas, 60cm x 50cm, año 1998.



"Tango en flor", acrílico sobre tela, 60cm x 50cm, año 1998.

¿Cómo se viviría el Tango en aquella infancia? Tal vez alguna niña rubia, al son del fonógrafo, haya intentado danzar con su muñeca de trapo, mientras la mirada de Gardel aprobaba desde las empapeladas paredes de su cuarto.
Tal vez alguna otra, más atrevida, espiando las siluetas de una pareja bailando al fondo de un zaguán oscuro, haya osado probarse los tacones de su madre… pintarse las mejillas y los labios de rojo pasión… Estas son las mujercitas que crecieron escuchando tangos, tal como las imaginó mi pincel.